theme-sticky-logo-alt

Desafíos y demandas de la educación en Alto Paraná

El Alto Paraná destaca como uno de los departamentos que recibe mayor inversión en educación, además de albergar una ciudad metropolitana con un gran movimiento económico. A pesar de estas características, enfrentamos desafíos en los procesos democráticos y participativos, caracterizados por una excesiva burocracia, y los manejos según intereses, que se realizan “por debajo de la mesa”.

Recientemente, en agosto, se emitió la Resolución 917 del Ministerio de Educación y Ciencias, que regula la formación de los consejos distritales y departamentales de educación. Aunque se convocó a autoridades educativas, lamentablemente, los estudiantes fueron nuevamente invisibilizados en este proceso.

Como organización estudiantil, respaldamos la campaña «Educación de Calidad» y participamos en la capacitación «Vamos a la Escuela» para facilitar la inserción de niños y niñas en el sistema educativo. Sin embargo, nos preocupa que en el Primer Congreso Departamental de Educación de Alto Paraná solo contamos con 5 representantes estudiantiles, a pesar de que el departamento tiene 21 municipios.

En relación con los Consejos Distritales de Niñez y Adolescencia, muchos carecen de un reglamento interno y un comité de niños, niñas y adolescentes, como exige el Código de la Niñez. Esto contradice y desconoce los procesos de representación y participación protagónica. Necesitamos espacios donde nuestras voces sean escuchadas y podamos influir en las decisiones de las políticas públicas.

Otra barrera importante es la falta de una Base de Datos sólida sobre el directorio de movimientos sociales en el departamento. Necesitamos esta información para coordinarnos eficientemente y promover el desarrollo de Alto Paraná y sus municipios. Proponemos la creación de una red que incluya organizaciones como fundaciones, asociaciones y federaciones.

La promoción de espacios de participación en escuelas, colegios, comunidades y municipios también es necesaria. Los centros de estudiantes y los programas de capacitación de liderazgo desempeñan un papel fundamental en este proceso.

Contamos con las herramientas y el potencial necesarios, pero necesitamos el respaldo de las autoridades y gobernantes. Es fundamental que se nos tome en cuenta. Para lograrlo, los altoparanaenses, independientemente de la pertenencia a organizaciones y municipios, debemos trabajar de manera colaborativa. La coordinación conjunta es necesaria para alcanzar mejoras significativas en nuestra educación y nuestras comunidades.

Por: Kevin Yegros. Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay. Ciudad del Este

15 49.0138 8.38624 arrow 0 arrow 1 4000 1 horizontal https://www.japoli.org 100 0 1