Reducir la desigualdad en y entre los países

La desigualdad es persistente y obstaculiza el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y, en definitiva, las posibilidades del desarrollo. Con el fin de reducir la desigualdad deben aplicarse políticas universales que presten también especial atención a las necesidades de las poblaciones desfavorecidas y marginadas. El Paraguay presenta unos altos índices de persistencia de


12/02/2020

La desigualdad es persistente y obstaculiza el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y, en definitiva, las posibilidades del desarrollo. Con el fin de reducir la desigualdad deben aplicarse políticas universales que presten también especial atención a las necesidades de las poblaciones desfavorecidas y marginadas.

El Paraguay presenta unos altos índices de persistencia de la desigualdad; esta se encontraba por encima del promedio de América Latina, que es una de las regiones más desiguales del mundo, superada solo por el África Subsahariana. Al analizar el promedio del coeficiente de Gini para el periodo 2010 – 2014, se observa que la desigualdad
promedio en el Paraguay fue de 0,51, mientras que el promedio para la región fue de 0,49 (Commitment to Equity [CEQ], 2017, p. 7).

El coeficiente de Gini en Paraguay ha pasado de 0,542 en 1997, a 0,488 en 2017. Esto indica una reducción del 10% en la desigualdad de ingresos. Si se compara el valor del 2017 con el obtenido en el 2016, que fue 0,482, se evidencia que el indicador se mantuvo constante cerca al 0,48 (DGEEC, 2018).

Históricamente, la capacidad del país para reducir las desigualdades ha sido limitada por la baja capacidad de recaudación del sistema tributario. Esta es una barrera importante al momento de aumentar la inversión pública para disminuir las importantes brechas existentes en las áreas de salud, educación e infraestructura (CEQ, 2017, p. 8).

Actividades

Unite a actividades, eventos, talleres y acciones contra la desigualdad